martes, 15 de noviembre de 2016

La Caza NO es un Deporte en España


Desde hace muchos años he escrito sobre Caza y Deporte, afirmando que son dos materias o/y actividades que persiguen fines diferentes y objetivos distintos: por una parte, la actividad cinegética (la Caza), y por otra, la actividad deportiva (el Deporte). 


A lo largo de décadas he intentado hacer ver que la Caza, las Sociedades de Cazadores y los cazadores no tienen ni se les ha dado lo que en derecho deberían de poseer y tener, por el simple hecho de que algunos los han considerado deportistas, entidades deportivas, y han defendido que la Caza es un Deporte.

martes, 18 de octubre de 2016

UNAC y AZADECAP unen sus fuerzas en Castilla y León

La Unión Nacional de Asociaciones de Caza (UNAC) ha suscrito un convenio de colaboración con la Asociación Zamorana para la Defensa de la Caza y de la Pesca (AZADECAP), con el objetivo de trabajar conjuntamente para defender los derechos de los cazadores y pescadores, en consonancia con una mejor conservación de los hábitats del entorno rural, cultural, natural y ambiental de la fauna silvestre.



AZADECAP es una asociación creada para agrupar al colectivo de cazadores y pescadores, con el objetivo de buscar soluciones a los problemas que cada día se encuentran al desarrollar sus actividades en el medio rural de Castilla y León.

La UNAC pondrá a disposición de AZADECAP su experiencia y su Red de Custodia del Territorio de tercer nivel, para desarrollar proyectos conjuntos en materia de conservación del Patrimonio Natural Cinegético y para la defensa de los derechos de los cazadores. También se dará forma al desarrollo y reconocimiento de la custodia del territorio que los cazadores vienen haciendo sobre el medio natural.

La colaboración mutua entre ambas entidades asociativas, permitirá comenzar a desarrollar un esforzado proyecto de defensa de la caza social en Castilla y León, que necesariamente deberá pasar por obtener la representación en los órganos consultivos, provinciales y autonómicos.

AZADECAP ya ha iniciado un ambicioso proyecto de comunicación en las redes sociales (Facebook y Twister) y a través de su página web, para que todos aquellos cazadores y pescadores que empaticen con sus objetivos, puedan encontrar el nexo de unión que venían demandando desde hace años.

jueves, 6 de octubre de 2016

CLAUSURADO EL I ENCUENTRO NACIONAL DE JOVENES CAZADORES

El pasado 30 septiembre, 1 y 2 de octubre se celebró en el Albergue Juvenil Carlos V de la Junta de Extremadura, en el Valle del Jerte de Cáceres, el I Encuentro Nacional de Jóvenes Cazadores, organizado por la Unión Nacional de Asociaciones de Caza (UNAC) y el Club Juventud Venatoria de Extremadura (JUVENEX), al cual acudieron personas de prácticamente todas las Comunidades Autónomas.


Durante todo el viernes 30 de septiembre se estuvieron recibiendo y alojando a los diferentes asistentes que iban llegando de las distintas CC.AA., para participar en este I Encuentro Nacional de Jóvenes Cazadores, ya que a él acudieron personas prácticamente de toda la geografía Española. En este sentido UNAC/JUVENEX han realizado un gran esfuerzo con el objetivo de que toda la cultura cinegética ibérica e insular estuviera representada en el evento.


En la mañana del sábado día 1 se realizó la inauguración por la Portavoz del Ejecutivo de la Junta de Extremadura, Dª Isabel Gil Rosiña, y por el Director del Instituto de la Juventud, D. Felipe González Martín. Gil Rosiña destacó el respeto por los recursos naturales y el medio ambiente ligados a la actividad cinegética, y  animo a UNAC y JUVENEX a seguir trabajando con los jóvenes transmitiéndoles los valores que supone la conservación y el medio ambiente para nuestras futuras generaciones.

Tras la inauguración se realizó la Ruta guiada por la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos y Los Pilones, dando conocimientos medioambientales a todos los participantes, y haciendo partícipes a los asistentes de la gran riqueza natural del entorno y del compromiso que tenemos todos en su conservación. Terminó con la visita al Centro de Interpretación ubicado en el paraje de Los Arenales.


En la tarde del sábado se continuaron las actividades con una charla sobre “Sistemas de protección de seguridad en la caza”, que dio paso al Máster Class “Caza y Cocina”, y se dio fin a la jornada con un coloquio con todos los coordinadores y jóvenes donde expusieron sus inquietudes acerca de la situación actual de la caza y de las jornadas en general, posteriormente ya adentrada la tarde-noche se procedió a sortear entre todos los asistentes  los regalos que habían donado decenas de casas comerciales y entidades.

La mañana del domingo se procedió a la clausura del I Encuentro Nacional de Jóvenes Cazadores, la despedida y vuelta de los participantes a su destino, agradeciendo a todos, organizadores y asistentes, su apoyo y asistencia, y el esfuerzo realizado en ello.

La UNAC considera importante transmitir a nuestros jóvenes cazadores valores de respeto y sostenibilidad hacia nuestro patrimonio natural y cinegético, y un claro ejemplo de dicha labor es la que realiza la Juventud Venatoria de Extremadura (JUVENEX) y la Junta de Extremadura con su apoyo y colaboración en esta labor fundamental hacia nuestros jóvenes.


Vista la gran acogida obtenida y el éxito alcanzado y expresado por los asistentes, la UNAC está valorando el ofrecimiento que ya ha tenido de alguna de las entidades participantes para que el próximo año se realice el encuentro en su Comunidad Autónoma.

martes, 27 de septiembre de 2016

Jóvenes Canarios asistirán al I Encuentro Nacional de Jóvenes Cazadores en Extremadura

El I encuentro tendrá lugar los días 30 de septiembre, 1 y 2 de octubre de 2016, y la recepción de participantes el viernes 30 de septiembre. A él asistirá una representación de canarios a través de la Asociación Canaria de Entidades de Caza (ACEC), miembro de la Unión Nacional de Asociaciones de Caza (UNAC).

Las actividades se centrarán en la comarca del Valle del Jerte en Cáceres, la ubicación en las instalaciones del Campamento/Albergue Carlos V de la Junta de Extremadura


- Ruta a la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos, perteneciente a la Red de Espacios Naturales Protegidos de Extremadura. 
- Visita al Centro de Interpretación ubicado en el paraje de Los Arenales, justo a la entrada a la Reserva Natural. 
- Máster Class “Caza y Cocina”. 
- Charla sobre “Sistemas de protección de seguridad en la caza”. 
- Rueda en común sobre la educación medioambiental y cinegética en España. 


Organizan: Juvenex, y la UNAC.

Patrocinan: Junta Extremadura, y el Instituto de la Juventud de Extremadura.

sábado, 17 de septiembre de 2016

La UNAC entrega sus premios 2016 en FECIEX

La Unión Nacional de Asociaciones de Caza (UNAC) ha entregado en al XXVI Edición de FECIEX, Feria de la Caza, Pesca y Naturaleza Ibérica 2016, celebrada en Badajoz, los Premios UNAC 2016 en colaboración con Juvenex, y que han correspondido:
Presidente de UNAC y de la Junta de Extremadura con los premiados
El "Premio UNAC «Custodia del Territorio 2016»" se le ha hecho entrega a la Fundación Biodiversidad, en reconocimiento a la labor en impulsar la preservación y custodia de nuestro patrimonio natural en el medio rural. Ha entregado el Premio el Presidente de la Junta de Extremadura Guillermo Fernández Vara a la Directora de la Fundación Sonia Castañeda.
El "Premio UNAC «Patrimonio Natural Cinegético 2016»", se le ha hecho entrega a la empresa Bioammo, por sus cartuchos ecológicos BIOSHOT. Ha entregado el Premio el Alcalde de Badajoz Francisco Javier Fragoso al Director de Bioammo Enrique López – Pozas.
El "Premio UNAC «Caza Social 2016»", se ha entregado a la Asociación de Cazadores Navarros (ADECANA) por su labor en pro de la caza social. Ha entregado el Premio el Presidente de la UNAC Manuel Alonso Wert al representante de ADECANA Serafín Cortes.

jueves, 11 de agosto de 2016

La ACEC reclama una verdadera política preventiva de incendios

La Asociación Canaria de Entidades de Caza (ACEC) reclama que las Administraciones empiecen a desarrollar una política efectiva para la prevención de incendios, a la vista de la catástrofe que ha provocado el último incendio en la isla de La Palma, ya que el modelo actual está agotado y nos lleva siempre al desastre.



Para la ACEC es necesario un cambio urgente en la forma en que se afronta la problemática de los incendios forestales, pues llevamos décadas manteniendo un modelo de gestión de los mismos que poco o nada ha cambiado, cuando la realidad del rural canario si que ha evolucionado rápidamente hacia unos modelos de combustible cada vez más propensos a facilitar que cualquier conato se pueda convertir en un gran incendio de miles hectáreas. El actual modelo de gestión que predomina en Canarias ha facilitado que los montes y campos estén cada día más carentes de cuidado, hecho que debemos asumir de una vez por todas y pensar que ha llegado para quedarse.

Mientras que en los medios de comunicación las Administraciones, las asociaciones de agentes forestales, los grupo ecologistas y los colectivos afectados directamente parecen estar de acuerdo con la necesidad de potenciar la realización de trabajos de prevención de incendios, sobre todo después de que se produzca un gran incendios, la triste realidad demuestra que a los pocos meses esa urgencia de cambio se vuelve a dejar olvidada o metida en el fondo de un cajón y se repite de nuevo el mismo modelo que, realmente solo se basa en la dotación de medios para la extinción. Millones de euros, posiblemente pagados con fondos europeos que realmente deberían estar destinados a la prevención y no lo son, porque se invierten en pagar sueldos y horas de vuelo en espera y extinción. Cientos de medios aguardando por el siguiente aviso de emergencia, como si se tratase de un macroparque de bomberos de una ciudad; ese es el modelo de prevención que tenemos y no solo en las Islas Canarias.

En opinión de la ACEC, todo esto ha generado una “economía del fuego” de la que nadie parece poder escapar y que hace imposible realmente que el modelo de gestión varíe lo más mínimo. Y que no es otro que cuando llegan de nuevo los incendios, a los ciudadanos parece que no le son suficientes los helicópteros contratados y piden a los políticos que se contraten más, el personal de extinción quiere que se les reconozca su categoría profesional como bomberos que apagan fuegos, los ecologistas reclaman que se restauren las zonas destruidas y los alcaldes piden que sus municipios se declaren zonas catastróficas.

A los pocos meses, la Administración Central libera miles de euros para restaurar las zonas quemadas y el proceso se reinicia de nuevo. Dejando desatendida mientras tanto la necesidad de realizar un importante esfuerzo en las labores de prevención de incendios en las zonas que aún no se han visto afectadas.

Hay que empezar a ser conscientes de que debemos hacer un esfuerzo en mantener los bosques y montes que tenemos, porque mientras no seamos capaces de aplicar sobre ellos una verdadera política preventiva, de nada sirve querer recuperar lo que ya está destruido o invertir en aumentar las superficie forestal.

Esta paradoja debería hacer reflexionar a la sociedad civil para entender que debemos pedir a las Administraciones un giro en sus políticas. Para ello será preciso formar alianzas y manifestarse públicamente, pero no solo después de que se produzca un gran incendio.
Si no lo hacemos, de nada servirán los esfuerzos que se hacen en la extinción, las pérdidas materiales o los fallecimientos de aquellos amigos, como ha sido el caso recientemente, que no han dudado en enfrentarse al peligro que suponen los incendios forestales. Por tanto, finiquitemos la economía del fuego y pongamos en marcha la gestión y mantenimiento de los espacios agroforestales canarios mediante iniciativas productivas, tanto para las personas como para la biodiversidad.


Y al mismo tiempo trabajemos de verdad en crear discontinuidades en las masas forestales, cortafuegos, fajas en carreteras y caminos, desbroces en los alrededores de los núcleos urbanos y viviendas, limpiezas arbustivas en barrancos, eliminación de vegetales invasores, recuperación de terrenos agrícolas y un largo etc. Compartimentemos con todo ello nuestro territorio, para evitar que los conatos y pequeños incendios se puedan convertir en grandes incendios forestales como los que vivimos actualmente.

martes, 9 de agosto de 2016

Cabildo Insular de Tenerife

ANUNCIO de 22 de julio de 2016, por el que se hace pública la Resolución de 22 de julio de 2016, relativo a las Normas reguladoras del control de la población del conejo silvestre (Oryctolagus cuniculus) en el Parque Nacional del Teide durante el año 2016.

El 22 de julio de 2016 el Sr. Consejero Insular del Área de Sostenibilidad, Medio Ambiente, Aguas y Seguridad del Cabildo Insular de Tenerife dictó resolución de aprobación de las Normas reguladoras del control de la población del conejo silvestre (Oryctolagus cuniculus) en el Parque Nacional del Teide durante el año 2016, conforme al siguiente contenido:

Normas reguladoras del control de la población del conejo silvestre (Oryctolagus cuniculus) en el Parque Nacional del Teide durante el año 2016.

Subasta de Armas en Santa Cruz de Tenerife

Resolución de la Comandancia de la Guardia Civil de Santa Cruz de Tenerife. Subasta de armas.
El día 19 de septiembre de 2016 a las 10,00 horas, se procederá en la sede de esta Comandancia, Acuartelamiento situado en la calle Conde de Pallasar, nº 3, Ofra, Santa Cruz de Tenerife, a la venta en pública subasta de 281 lotes de armas de fuego, modalidad de pliego cerrado. Podrán licitar las personas físicas y jurídicas, legalmente habilitadas para el uso, tenencia o comercio de las armas a subastar, que deberá ser documentalmente acreditada mediante presentación de la Licencia de Armas original y fotocopia de la misma. Durante los días 12, 13, 14, 15 y 16 de septiembre en horario de 9,00 a 13,00 horas, serán expuestos en dicho Acuartelamiento los referidos lotes.
Santa Cruz de Tenerife, a 11 de julio de 2016.- El Comandante Jefe Accidental de la Comandancia, Daniel García Bravo.

lunes, 11 de julio de 2016

La ACEC aplaude a los consejeros de caza de Lanzarote y Fuerteventura

Ahorrarán miles de euros a los cazadores canarios con su propuesta de declarar la caza como actividad deportiva.


Según el medio de comunicación La Provincia los consejeros de Caza de los Cabildos de Fuerteventura y Lanzarote, Andrés Díaz Matoso y Antonio Morales, respectivamente, consideran que la caza debe ser declarada como "actividad deportiva" por el Parlamento de Canarias. También se congratulan que la Viceconsejería del Gobierno Canarias haya hecho coincidir el periodo hábil de caza en todas las islas.

La Asociación Canaria de Entidades de Caza (ACEC) considera un avance significativo que los consejeros sean capaces de promover una medida de tal calado, teniendo en cuenta que el orden jerárquico normativo constitucional y autonómico separa ambas materias, caza y deporte.

En opinión de la ACEC, de declararse la caza un deporte, la ley de caza actual pasaría a un cajón. Al mismo cajón al que el Gobierno de Canarias mandó el borrador de anteproyecto de nueva ley de caza de 2012 a instancias de la federación deportiva de caza. Ese borrador de anteproyecto que le daba a los cazadores identidad y libertad de asociación, reconociendo a sus sociedades de cazadores lo que son y hacen por la preservación de la biodiversidad.

Por otra parte, los cazadores, al regirse por la Ley del Deporte desaparecerán de Canarias convertidos en deportistas. Con lo cual, la licencia de caza ya no será necesaria, y los cabildos dejaran de recaudar de ella, ya que si el resto de deportistas solo pagan una licencia deportiva por qué van a pagar los cazadores una licencia deportiva y también una licencia de caza. Además los agentes de la autoridad y servicios jurídicos cabildicios se liberarán de los largos expedientes sancionadores en materia de caza ya que la disciplina deportiva será aplicada por jueces y árbitros.

Actualmente la caza está en la Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno, conforme la propia Viceconsejera Blanca Delia pasará a Agricultura por orden del Presidente Fernando Clavijo, a tenor de los citados consejeros debería ir a deportes.

En cuanto a la unificación del periodo hábil, la ACEC considera atinada la alegría de Díaz y Morales, teniendo en cuenta la carencia de declaraciones de zonas de caza controlada, así como el vacío en los correspondientes planes técnicos de caza, sin nombrar la adjudicación de los terrenos especiales de Lanzarote o la irregularidad de los vedados, entre otras cuestiones conocidas por el Gobierno de Canarias a las que hace la vista gorda. En contraposición, estos cazadores si le reprochan a los consejeros que de cobrarles a los cazadores no se olvidan pero de sus obligaciones y responsabilidades políticas sí.


De forma global, la ACEC aplaude a los consejeros de Lanzarote y Fuerteventura en el eje oriental del Gobierno de Canarias por tan encomiables iniciativas. Pero no sabe si les dará tiempo a reparar el desaguisado que ahora mismo tienen en sus respectivas islas. Y, si el arreglo parlamentario supondrá algún beneficio para el común de personas, hábitats y especies, o sólo para los que instan desde una entidad privada a estas magníficas ideas.

ACEC Por la Caza Social y su Preservación

martes, 5 de julio de 2016

Solos ante el problema

Con el ánimo de contribuir a la preservación de las especies silvestres y de apoyar a las sociedades de cazadores locales, la UNAC presentó en solitario propuestas y alegaciones al largo procedimiento de redacción y aprobación de los programas de desarrollo rural (PDR). Sin embargo, hasta el momento de redactar estas notas, nuestras propuestas ni si quiera han sido contestadas debido a la dejadez y a la despreocupación con las que las autoridades de gestión de los PDR, creemos, trata a la caza. Juzguen ustedes mismos.

A partir de los años cincuenta comienza la emigración de los habitantes del rural a las grandes ciudades en busca de trabajo. Aunque las políticas europeas y españolas  han intentado revertir la situación, lo cierto es que el despoblamiento ha seguido hasta nuestros días.

Este sangrado persistente de mano de obra, junto a las exigencias productivas que han impuesto las nuevas políticas agrarias, han generado numerosas superficies agrícolas abandonadas a lo ancho y largo de la geografía de montaña. Pequeñas parcelas, muchas veces abancaladas y distribuidas en mosaico, cultivadas de hortalizas, leguminosas, cereales y árboles frutales, han desaparecido prácticamente del rural montañoso.